RSS

Archivos Mensuales: agosto 2016

EL Taky Onkoy (Taki Ongoy) entendido como una guerra santa

 

SIGNIFICADO

llamadoaltakyonkoyEste movimiento, surgido en los primeros años de la conquista (en la segunda mitad del S.XVI), fue un intento de resurgir o retornar a la cosmovisión del mundo incaico. Era el retorno a los viejos y añorados dioses del Incario (y por qué no, de todo el mundo prehispánico), que a fuerza o engaño fueron diezmados, en contraste con las ideas cristianas.

El Taky Onkoy fue, claramente, una respuesta directa al avance del cristianismo sobre estas tierras. Una respuesta religiosa, que desencadenaría posteriormente, en una avanzada cultural y política, defendiendo la idea del retorno de las huacas, los dioses incaicos (Wiracocha, Inti, Pachacámac, Killa, Chascas, etc), como sostén de nuestras vidas.

DESARROLLO

Este movimiento andino, surgido en Huamanga (Ayacucho), allá por los años 1560, fue ,claramente, una guerra santa, una lucha por la no-muerte de las divinidades protectoras del Incario, que estaban siendo olvidadas por los indígenas, ante el avance de la religión de los “barbudos”. Una “guerra”, que luego de propagarse por el centro y sur del Perú actual, continuó hasta Bolivia. De inmediato, fue duramente reprimida por el visitador Cristóbal de Albornoz, quien al capturar a su representante máximo el indio JUAN CHOCNE (o ¿También Juan Chocno) y a sus líderes más próximos, fueron obligados a deponer sus creencias, en forma pública.

FIN DE LA PRACTICA DEL TAKY ONKOY

Este movimiento se terminó de practicar, allá por los años 1572. Sin embargo, los cimientos de la revaloración y retorno del mundo antiguo, quedó plasmado en miles de indios, por sobre toda la región andina del Perú y el Alto Perú. Estos cimientos, fueron los que desencadenaron en los futuros alzamiento, enfrentando al abuso español y a la imposición de ideas foráneas; para volver a renacer, en un mundo basado en las divinidades naturales, que siempre reinaron en estas tierras.

Cristóbal de Albornoz, fue el principal represor del movimiento Taky Onkoy. Sus líderes, entre ellos, su principal líder Juan Chocne, fueron cruelmente obligados, a desestimar sus propias creencias.

EL TAKY ONKOY EN LA POSTERIDAD

Como hemos dicho, el Taky onkoy, como práctica directa u originaria, fue desapareciendo a finales del Siglo XVI; sin embargo, las ideas del retorno del Incario o de su forma de gobierno, han quedado establecidos en muchos miles de personas después de aquellos.

Varios de los personajes de la emancipación, tenían intrínsecos las ideas políticas e ideológicas del mundo antiguo. La añoranza por un mundo de vuelta al pasado, o tomando lo mejor del pasado, en proyección al futuro (a un futuro mejor), fueron la base de movimientos culturales, que perduran hasta hoy en día.

ELEMENTOS RELACIONADOS AL TEMA

Así, queremos rescatar algunos ejemplos, que se han podido encontrar en la red. Aclarando, que no necesariamente, el autor comparte con todos los elementos presentados. Sin embargo, lo entregamos, tratando de seguir el esquema o la temática, que estamos exponiendo: LA RESISTENCIA A LA IMPOSICIÓN IDEOLÓGICA O RELIGIOSA.

IMAGEN, con un sentido de protesta al mundo europeo:

La llegada de los europeos, la imposición de una creencia sobre otra; y la respuesta ideológica, expresada en el denominado: Taky Onkoy.

TAKY ONKOY: (Imagen y texto de: http://www.fotolog.com/benditosjuglares)

Texto adjunto:

CAERÁ EN LA TIERRA UNA LLUVIA SIN FIN,
UN GRAN DILUVIO QUE APAGUE EL DOLOR
DE TANTA MUERTE Y DESOLACIÓN,
Y FERTILICE NUESTRA REBELIÓN.

YA NOS QUITARON LA TIERRA Y EL SOL
NUESTRA RIQUEZA Y LA IDENTIDAD.

SOLO LES FALTA PROHIBIRNOS LLORAR
PARA ARRANCARNOS HASTA EL CORAZÓN.

GRITA CONMIGO, GRITA TAKI ONGOY
QUE NUESTRA RAZA REVIVA EN TU VOZ.

GRITA CONMIGO, GRITA TAKI ONGOY
QUE NUESTRA AMÉRICA ES INDIA Y DEL SOL.

LOS DANZANTES DE TIJERA

Para muchos es la mejor expresión en la actualidad de la resistencia a la religión cristiana; puesto que los danzantes se brindan a los Apus o divinidades ancestrales, antes de iniciar sus asombrosas danzas. Dejando de lado a la reverencia cristiana, muy común en todas las danzas de los andes peruanos.

El arte nativo, sobrecargado de ritos y ofrendas a los Apus.

Acciones temerarias, muchas veces, las que logran estos danzantes de tijeras.
Donde lo imposible se hace realidad, guiados por sus creencias y entrega a lo que es suyo.

EN LA MÚSICA MODERNA

Son muchos los representantes en cada uno de los países de la región andina. Sin embargo, hemos querido rescatar a uno de ellos, el argentino Víctor Heredia, porque lanzó en 1986, un álbum musical titulado, precisamente, “Taky Ongoy”.

Una muestra de este álbum: ¡CREO EN MIS DIOSES…!

Nos presenta una queja en forma de pregunta, inquiriendo el por qué se lastimó o dio muerte a tanta gente, que no comprendió a ese libro que llamaban Biblia, y que decían contenía la palabra de dios. Si, mejor dios no puede ser, el dios ancestral, presente y natural, como: El Sol, la Pachamama, Wiracocha, los Apus, etc.

Escuchémoslo…

(Publicado en Youtube en el canal de wayra 84)

Seguido de otras letras indicando el contraste de lo que trajeron los europeos y lo que tuvimos en su momento. Un anhelo por lo nativo y propio, de maravilloso carácter e iluminada querencia.

(Publicado en Youtube en el canal de Ana Valeria)

Ambas, son claras muestras de que el Taky Onkoy, Juan Chocne y otros tantos más, perduran imperturbables, hasta nuestros días.

(Aporte del Editor) El video de la Obra Taki Ongoy, completa, de Victor Heredia.

Se espera haber aportado con algún granito de conocimientos, en la comprensión del presente tema.

Origen: El Baúl de la Historia de Perú

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 agosto, 2016 en Música, Política

 

Etiquetas: , , , , , ,