RSS

Archivo de la categoría: Política

Conformación de nuevos distritos y circunscripciones, reforma al Sistema Binominal

 

 

 

 

Si ud., al igual que muchos, está confundido con las nuevas circunscripciones y distritos definidos para estas votaciones (Primarias [02/07] y Generales [19/11]) les dejo la conformación de los nuevos distritos de diputados, circunscripciones de senadores, derivados de la reforma al sistema electoral Binominal, ley N°20.840, promulgada el 27 de Abril de 2015. En este texto, generado por la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN), se acompañan los nuevos distritos y circunscripciones con información de Electores 2013 y proyecciones de población a 2014.

Distritos de Diputados

De acuerdo a Ley 20.840, los nuevos distritos de Diputados pasan de 60 a 28, lo que significa una redistribución de las comunas que los componen, como así también un cambio drástico en el número de electores y población de cada distrito.

Junto con la redistribución de las comunas en 28 distritos, de acuerdo a la ley, los distritos ahora eligen un número de diputados que varía de 3 en los que eligen menos, hasta un máximo de 8. La tabla N°1 muestra los 28 nuevos distritos y la cantidad de diputados que corresponde a cada uno de ellos.

Tabla 1. Nuevos Distritos según región y número de diputados a alegir
Elaboración BCN, en base a Datos INE y SERVEL

De acuerdo a la tabla N°1 los distritos de la región de Arica y Parinacota, Tarapacá, Aisén y Magallanes, eligen 3 diputados, mientras que los demás eligen desde 4 hasta 8 diputados, específicamente los 6 y 7 de la región de Valparaíso, 8 y 10 de la región Metropolitana y el distrito 20 de la región de Biobío.

Distribución de Población y Electores en Nuevos Distritos

En Tabla N°2 se presenta la población y electores de cada distrito y la relación entre numero de diputados y número de habitantes y electores por distrito. Así, se puede apreciar que los distritos de la región Metropolitana presentan una relación mayor a 100 mil electores por cada diputado electo, mientras que el resto de los distritos está bajo este guarismo. Por su parte, las regiones de Arica-Parinacota, Atacama, Aisén y Magallanes, tienen el menor número de electores por diputado.

Tabla N°2

En cuanto a electores, los distritos con mayor número de votantes, de acuerdo al padrón electoral utilizado en la elección Presidencial y Parlamentaria 2013, corresponde a los distritos de la región Metropolitana, Valparaíso y Biobío, especialmente aquellos que superan los 700000 votantes, y en los cuales se elige el mayor número de diputados. (Tabla N°3)

Tabla N°3. Distritos con más Electores en 2013
Elaboración BCN, en base a Datos SERVEL

Por otra parte, los distritos con menos electores son los de las regiones de Aisén, Magallanes, Atacama y Arica-Parinacota, donde los electores eran menos de 200.000 en 2013, siendo estos distritos, excepto el de Atacama, donde se eligen solo 3 diputados.(Tabla N°4)

Tabla N°4. Distritos con menos Electores en 2013
Elaboración BCN, en base a Datos SERVEL

Circunscripciones de Senadores

La nueva conformación de las circunscripciones senatoriales, de acuerdo a la ley 20.840, implica un ajuste de las actuales 19 circunscripciones a 15 circunscripciones correpondientes a las actuales 15 regiones de nuestro país. Por otra parte, también se considera un aumento del número de senadores de 38 a 50, con una consiguiente redistribución del número de los mismos en cada región. (Tabla N°5)

Tabla 5. Nuevas Circunscripciones y Número de Senadores: Padrón 2013 y Población proyectada 2014

Elaboración BCN, en base a Datos INE y SERVEL

En esta tabla podemos apreciar que las regiones de los extremos norte y sur de nuestro país elegirían 2 senadores, a saber; Arica-Parinacota, Tarapacá y Atacama por el norte, y Aisén y Magallanes por el sur. Por su parte las regiones de Antofagasta y las del centro del país, y en particular la Región Metropolitana, eligen un número de senadores que varía entre 3 y 5, siendo el máximo para la Región Metropolitana.

Si observamos las nuevas circunscripciones y consideramos los electores habilitados en el proceso eleccionario de Diputados y Senadores del año 2013, tenemos que las regiones que eligen solo dos senadores son aquellas que tienen el menor número de electores y de población, situación que es inversa en el caso de las circunscripciones que eligen mas senadores.

De lo anterior, queda claro que la propuesta de circunscripciones y número de senadores a elegir está influenciada por el número de electores y la población de la región, está situación se observa claramente en la tabla N° 5.

Así por ejemplo, la Circunscripción de la Región Metropolitana que elige 5 senadores, tenía para el 2013, 5.326.913 electores habilitados, entonces la relación entre número de electores por cada senador sería de 1.065.383, mientras que para las regiones extremas del norte y sur sería de menos de 100 mil por cada senador. Esta relación también se replica cuando se considera la proyección de población 2014.

Conclusiones

Después de revisar la conformación de nuevos distritos y circunscripciones, junto con el aumento en el número de parlamentarios, resalta que la cantidad de diputados y de senadores de las unidades electorales están relacionadas directamente con el número de electores y la población de cada territorio.

Anexo de mapas
Mapa N°1 Nuevos Distritos

Mapa N°2 Nuevos Distritos – Electores por Diputado

Mapa N°3 Circunscripciones Senatoriales – Electores por Senador

Desde este link, se puede descargar esta información en un documento PDF

Origen: Biblioteca del Congreso Nacional

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 junio, 2017 en Política

 

Etiquetas: , , , , ,

Mi padre el Che: Anécdotas de Aleida Guevara

El Che junto a Aleidita y Camilo, el 24 de mayo de 1963. Foto: Cortesía del Centro de Estudios Ernesto Guevara.

Aleida Guevara tenía solo 7 años cuando murió su padre. Era apenas una niña cuando escuchó de su madre aquellas letras en las que el Che se despedía de sus hijos con un triste “si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre ustedes”, y aunque son muy pocos los recuerdos que guarda en su memoria, los escritos, las historias ajenas y los relatos de su madre, la han ayudado a reconstruir al Ernesto Che Guevara padre, al hombre capaz de combinar en su justa dimensión la ternura familiar con sus responsabilidades como revolucionario.

Con motivo del aniversario 89 del natalicio del guerrillero heroico, Cubadebate comparte algunas de las historias contadas por la hija mayor de Ernesto Che Guevara y Aleida March, como parte del documental “Ausencia presente”, del Centro de Estudios Che Guevara.

¿Por qué quiero a mi papá si no lo tuve casi nunca a mi lado?

Según narra el documental, esta interrogante llegó con fuerza a la cabeza de Aleida Guevara cuando tenía 16 años. Antes no había reparado en ello. Ocupó su asiento cuando él faltó, se arropó con la armazón de que no podía llorar su muerte porque a su padre no le hubiera gustado, y sin darse cuenta, la niña que no llegaba a 10 años ya sabía cómo el Che tomaba el agua, el café, el vino y lo sentía presente en la casa.

“Los padres no siempre tienen automáticamente el afecto y el cariño de sus hijos, hay que cultivarlo, ganarlo, y mi papá no había tenido tiempo para hacerlo. Sin embargo, siempre lo he querido, lo he respetado y lo he admirado. En aquel entonces, me pregunté por qué”, cuenta Aleida, devenida médico pediatra.

Buscó en su memoria entre imágenes y recuerdos, y cada uno de ellos le fueron demostrando que, efectivamente, “a pesar del poco tiempo que convivimos, mi papá se había ganado ese afecto, ese amor y ese respeto que siempre he tenido por él”.

“Papi demostró que era un hombre con una gran capacidad para amar, y que a pesar de la distancia y el tiempo, logró que nosotros lo quisiéramos y lo amaramos”

El recuerdo más especial de su padre

Ernesto Guevara junto a su esposa Aleida March y sus hijos. Foto: Cortesía Centro de Estudios Ernesto Guevara.

Hay muchos recuerdos que viven en la memoria de la hija del Che, la mayoría impulsados por terceras personas, pero hay uno que asegura Aleidita permanece intacto entre sus vivencias, y que nunca nadie ha interferido en él.

“Es una imagen que ha quedado en mi memoria y para mí es de las cosas más tiernas. Esta mi papá vestido de militar, y yo estoy mirándolo como de un perfil. Mi madre está de espaldas a mi papá y en su hombro está la cabecita de mi hermano más pequeño, Ernesto, que apenas tiene un mes de nacido. Él, con una mano grande, está tocando la cabecita del niño, pero lo hace de una manera muy especial… hay mucha ternura en esa escena. Yo tenía apenas cuatro años y medio, y recuerdo perfectamente lo que estoy diciendo. Mi papá quizás se estaba despidiendo, no lo sé, muchos años después yo supe que esos fueron los últimos momentos que estuvo con nosotros. Pueden haber sido muchas cosas, pero lo que sí es cierto es que muchos años después yo mantengo muy fresca esa imagen, y es la última que me queda de ellos dos juntos”.

El regalo de papá

Quizás una de las anécdotas más lindas contadas en el documental tenga que ver con la que muestra a un Ernesto Che Guevara detallista. Todavía en la actualidad, Aleidita conserva dos de los regalos que la han unido por siempre a su padre: un león de peluche, y una muñeca. ¿Pero cuál es la historia detrás del día en el que el Che regaló un león de peluche a su hija? Aleidita lo reconstruye de este modo:

“Un día mami se da cuenta de que yo empiezo a tener mucha dificultad para ir al baño en la noche sola. Ella comenta esto con mi papá, pero a la vez encuentra un libro de un cuento muy simpático donde un niño que tiene mucho miedo se encuentra con un león, y este león lo acompaña hasta que el niño pierde el temor.

Ella le hace esta narración a papi, que no estaba en Cuba porque estaba por los países africanos y él decide mandarme de regalo un león de peluche. Fue una cosa muy bonita para mí, y ahora que soy adulta lo valoro mucho más, porque era un león que representaba el verdadero animal del cuento; por tanto, iba a ser mi compañero a partir de ese momento. Además, era un regalo de mi papá, que casi no lo hacía, porque papi en esas cosas era muy austero”.

Flores para Camilo

Entre las imágenes que aparecen en la memoria de Aleidita, hay una de la que no puede despegarse y que la ha marcado para siempre. Se trata de aquella primera vez en que, junto a su padre, echó flores al malecón en tributo a Camilo Cienfuegos.

“Recuerdo una tarde en el malecón, papi iba a manejando el carro, con mami, Camilo y yo, y de pronto paró el auto. No recuerdo si íbamos al malecón en especial o si íbamos por la zona, lo que si sé es que paramos. Él nos bajó a Camilo y a mí, nos encaramamos encima del muro del malecón, y habló con nosotros. Algo nos explicó, no recuerdo con exactitud, pero sé que fue el primer momento en que yo recuerdo haber tirado una flor al mar a Camilo”.

Mamá, este hombre está enamorado de mí

El Che, cuando viaja a Cuba bajo el nombre de Ramón Benítez, donde selecciona a los combatientes que lo acompañarán en su expedición a Bolivia y desarrollará con ellos los entrenamientos militares necesarios. Foto: Archivo.

Uno de los recuerdos más impresionantes es el del día en que vieron por última vez a su padre sin saber que se trataba de él, porque venía disfrazado de Ramón.

“Mami nos lleva a todos a cenar y nos dice que se trataba de un amigo de mi papá. (…) Me dicen que este hombre es español, y yo inmediatamente le digo, pero tú no pareces español. Todo el mundo en ese momento se sintió raro, porque si una niña de apenas 5 años de edad puede decir que este hombre no es español, todo el trabajo que habían pasado transformando a mi papá era en vano, porque no sería creíble para otras personas. Mi papá me pregunta, por qué dices eso, y yo le dije, “se me ocurrió”.

“Seguimos conversando hasta que él nos invitó a cenar. (…) Esa noche cuando él se sienta se sirve el vino tinto puro, y papi siempre tomaba el vino tinto con agua. Así que yo me levanto como un resorte de mi lugar y le digo, oye ves, tú no eres amigo nada de mi papá, porque mi papá se toma el vino tinto con agua y tú te lo estás tomando puro. Tomé una botella de agua y le eché agua en su vino y le dije, “ahora tómalo, porque así es como realmente es rico”. Dice mami que el hombre no cabía dentro de la ropa, estaba súper orgulloso de que aquella mocosa de apenas 5 años defendiera con tanta pasión los gustos de su papá.

“Después de cenar empezamos a jugar mis hermanos y yo, y me resbalé y me di un golpetazo enorme en la cabeza. Mi padre me toma en sus brazos, me palpa. Hay un contacto muy especial porque él era médico, pero era mi papá y son muchas las preocupaciones que tenía encima. De alguna manera me protege. Entonces yo empiezo a dar vueltas alrededor de mi mamá y le digo, tengo que decirte un secretico, y mi mamá me dice que no se dicen secretos, hasta que papi le dice que, o me dejaba decir el secreto o yo no los iba a dejar hablar. A plena voz he gritado: “mamá, yo pienso que este hombre está enamorado de mí”.

“Fue impactante en ese momento porque mi papá se emocionó. Dice mami que ella vio sus ojos muy tristes, porque él quizás quiso decirme que, efectivamente, estaba enamorado de mí porque era su hija, pero no podía hacerlo. Si lo hacía al otro día yo diría a todo el mundo que había visto a mi papá y él estaba clandestino en Cuba”.

El día de la triste noticia de la muerte

Ernesto Che Guevara junto a Fidel, y su hija Aleida Guevara. Foto: Cortesía del Centro de Estudios Che Guevara.

¿Cómo decirle a una niña de seis años que no verá más a su padre? El día de la muerte del Che no ha podido despegarse de la memoria de Aleidita.

“Hay imágenes que vienen de pronto: estoy en un auto, dando vueltas en la calle, y de pronto empiezo a ver imágenes de mi papá. Son fotos grandes, y no entiendo por qué hay tantas fotos suyas, no leo corrido todavía, tengo 6 años, no llego a 7, y me cuesta trabajo leer rápidamente”.

De aquel triste día, Aleida recuerda una conversación con Fidel:

“Me llevan esa noche al lugar donde vivía mi tío y me dicen que él quería hablar conmigo. Mi hermana mayor también estaba ahí, y me pareció raro. Él nos recibe, habla con nosotros normal, muy tranquilo, y después de comer nos dice que tenía que darnos una noticia. Dice que ha recibido una carta de mi papá, donde le pide que hable con nosotros. Explica que mi papá plantea que si él un día muere en combate, nosotros no deberíamos llorar por él, porque él habría muerto como quería y cuando un hombre muere como quiere no puede de ninguna manera llorarse. Después supe que él quería darnos la noticia, pero mi mamá no le permitió que lo hiciera conmigo, ella quería dármela personalmente.

Aleida recuerda el día siguiente cuando habló con su mamá y supo que algo malo había sucedido.

“Yo la vi ese día como destruida, era una cosa difícil. Como no sabía cómo reaccionar, puse el plato de sopa sobre la mesa y le dije: “mamá que te pasa, por qué estás así?”

“Ella me sentó en la cama y me dijo, tengo que hablar contigo. Yo no recuerdo en ningún momento que mi mamá me haya dado la noticia. Ella sacó una carta y la empezó a leer. Mi mamá estaba llorando leyendo la carta y al final dice: un beso grande de papá. Esa niña pequeña unió las dos frases, la de adelante y la del final, y se dio cuenta de que ya nunca más iba a tener papá. Me acuerdo de que una lágrima iba a salir, y me acordé de mi tío Fidel. Me incorporé en la cama y le dije a mi mamá: no podemos llorar, si mi papá murió, murió combatiendo como él quería, y no se puede llorar por los hombres así. Es el recuerdo que me queda de esa noche, cuando por primera vez supe que mi papá había muerto”.

La última despedida de una historia de amor

Cuando en el año 1997 regresaron a Cuba los restos del Che y sus compañeros, Aleidita, sus hermanos y madre, fueron a recibirlos.

“Recuerdo la impresión de ver a mi mamá llorando, temblando, y en un momento determinado no pudo soportar más la tensión y dijo: “este hombre cargó a mis hijos, este hombre me amó, y ahora solo veo esta pequeña cajita frente a nosotros. Fue un momento difícil, pero ella estuvo siete días junto a mi padre como si no lo pudiera dejar solo. Era como si se estuviera despidiendo de una historia de amor”, recuerda Aleidita.

Una de las anécdotas más simbólicas en relación con ese día sucedió una jornada antes de que enterraran sus restos.

“Ella empezó a llorar. No sabíamos que hacer porque se había comportado con mucha dignidad y valor hasta el momento, y le preguntamos ¿qué pasa mamá? ¿en qué te podemos ayudar? Ella dijo: cuando tu papá partió yo le di un pañuelo blanco y negro para que lo llevara con él siempre, y él escribe en uno de los escritos que hizo en el Congo y habla de ese pañuelo, y dice que fiel hasta en la muerte lo llevaría siempre. Por razones de la vida nunca apareció el pañuelo junto a sus restos, pero mi mamá tenía otro igual y quería ponerlo en sus restos pero no sabía cómo. Así que tomamos el pañuelo y mi hermana lo coloco junto a su cadaver”.

Aleida Guevara recuerda a su padre, en documental Ausencia presente

El Che junto a su hija Aleidita en mayo de 1964. Foto: Cortesía del Centro de Estudios Che Guevara.

Carta de despedida del Che a sus hijos

A mis hijos

Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto:

Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre Uds.

Casi no se acordarán de mi y los más chiquitos no recordarán nada.

Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones.

Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.

Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de Papá

(Estos son algunos de los recuerdos compartidos por Aleida Guevara en el documental “Ausencia presente”, del Centro de Estudios Che Guevara)

Origen: Cubadebate

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 junio, 2017 en Política

 

Etiquetas: , , ,

Con ilustraciones y emojis estos profesionales están transformando la forma en que se enseña mapuzungun

Viven a más de 311 kilómetros de distancia pero esto no ha sido impedimento para cambiar la forma de enseñar un nuevo idioma. Con ilustraciones, emojis y vídeos el profesor Víctor Carilaf y el dibujante Fiestoforo están transformando la educación de niños y jóvenes.

En abril del 2015 el Profesor de Educación General Básica Víctor Carilaf y el dibujante Fiestoforo crearon el Fanpage Kimeltuwe , un proyecto educativo visual que busca contribuir a la enseñanza y el aprendizaje del mapuzungun (lengua del pueblo mapuche). Gracias a sus innovadoras metodologías y la creatividad de sus creadores, este proyecto se convertido en todo referente para quienes enseñan un idioma.

Kimeltuwe: un lugar de enseñanza

A través de diversas plataformas digitales (Facebook, Twitter , Instagram ,YouTube y un Blog) Kimeltuwe busca nutrir el trabajo de docentes y personas naturales que buscan contribuir en la difusión y revitalización del mapuzugun en un contexto de las nuevas tecnologías y redes sociales.

Al igual que en una la sala de clases nada de lo que ellos realizan está dejado al azar. El material que ellos preparan está cuidadosamente planificado y responde a un enfoque de desarrollo progresivo de habilidades comunicacionales y formación de vocabulario.

via GIPHY

La importancia del trabajo colaborativo

En Kimeltuwe, cada persona uno tiene un rol fundamental, Víctor Carilaf como docente se encarga del idioma y la cultura Mapuche, preparando el texto y actividades didácticas. Y Fiestóforo es el encargado de crear los dibujos, videos y otros formatos. A pesar de estos roles marcados, algunas veces intercambian tareas en pos de un mejor trabajo.

Esta orientación se da por el hecho de que Víctor es profesor y ve diariamente la necesidad de materiales de Mapuzugun en el aula”, comenta Fiestóforo.

Víctor y Fiestoforo, estaban convencidos del aporte que podían realizar. Sin embargo, nunca imaginaron una recepción tan positiva como la que han tenido. Para Víctor, el éxito del proyecto se debe al gran trabajo pedagógico que hay detrás de cada material y al atractivo visual de cada cosa que ellos realizan.

Nunca pensamos que causaríamos tanto impacto menos en un tiempo tan corto, quizás es por lo didáctico, contextualizado y sobre todo amigable de las ilustraciones y la precisión de las frases”, comenta Víctor.

Víctor, conoce los desafíos que día a día enfrentan cientos de profesores y eso obviamente lo pone al servicio de otros docentes.

… veo a diario la necesidad que tenemos los docentes en la asignatura del Mapuzungun, y eso me sirve para ir creando materiales, que no solo me ayudan a mí, sino a muchos docentes, ya que es muy poco lo que hay de material para la enseñanza del idioma o si los hay no es conocido por los docentes y educadores tradicionales”, señala.

via GIPHY

Mapuzugun y escuela

Los protagonistas de esta historia creen que “desde un tiempo a la fecha ha habido un despertar y una valorización de la identidad, cultura, sociedad y, sobretodo, el idioma mapuche. De alguna forma, y sin preverlo hemos ido satisfaciendo parte de este despertar mapuche”, dice Víctor

Al igual que para muchos docentes, víctor considera fundamental incorporar la enseñanza del mapuzugun en el sistema escolar, sobre todo en aquellas escuelas con niños indígenas. Para él, la enseñanza del mapuzugun es mucho más que la enseñanza de un idioma, es una forma de transmitir su cultura.

El que yo sea de origen Mapuche influyó muchísimo, porque yo soy de profesión Profesor General Básica, y siempre había enseñado otras asignaturas, que ahora pueda enseñar algo tan propio, es sin duda una excelente instancia”, señala.

via GIPHY

Como podrán imaginar, más de algún docente les ha pedido incorporar en su trabajo otras lenguas indígenas. Por el momento, ellos prefieren no abarcar el tema pues creen que es fundamental poder hacerlo con el conocimiento y profesionalismo que ello requiere.

Como ves, el trabajo colaborativo entre profesionales puede transformar la forma en que se enseña un idioma. Gracias a esto, hoy las clases de mapuzugun que imparten cientos de profesores son mucho más atractivas y significativa.

Y tú, ¿ocuparías este material?

Origen: Elige Educar

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 junio, 2017 en Arte y Cultura, Letras, Otros, Política

 

Etiquetas: , ,

Wüñol Tripantu!

Famngen mew itrofill mongen ka mapu wengetuay, wüño newentukey, femngechi felekey ta itrofill mongen wüño-wüñoleketuy. Mapuche ka kimniekey famngen mew ñi müleal ti zoy alüwtuchi pun, Ngaw poñü zoy wilüfkelu tati, feymu pu mapuche kimnelu azkintuleken mew ta kallfü wenu ka itrofill mongen fey elkunuy tüfachi antü, ñi we tripantu.
Pewmangen küme we tripantu ngepe may!

(En ésta época, la naturaleza y la tierra se renuevan, así es la naturaleza siempre está volviendo a su ciclo. Los Mapuche también conocían que en este tiempo se produce la noche más larga, ya que las Pléyades brillan con mas intensidad, por eso observando el cielo y la naturaleza también se fijo este día como el nuevo ciclo.
Esperamos que sea un buen nuevo ciclo.)

Zew rupachi pun, epe wün pu mapuche llellipupakey, fey mañumayam ka ngillatuam kom fillem mew, ka mapu ka che ñi newentuam.

(Pasada la noche, y antes del amanecer los mapuche realizan su oración para agradecer y pedir por las distintas cosas, también para que se fortalezca la tierra y las personas.)

Mapuche reñma trawülekey, wallpa kütral mew ta ngütramkalekeyiñ, zewmakangekey yiwíñ kofke mate engu ta ingekey, fillke ngütram ta tukulpangekey, ka ayekalekeyiñ, ayiwkülen mew tati, akulu wüñol tripantu.

(La familia mapuche se reúne entorno al fogón, conversando y preparando pan freído en grasa, acompañándolo con mate, distintas conversación se trae al recuerdo y se ríe ya que es un momento de alegría con la llegada del nuevo ciclo.)

13516486_10209058639636672_7542719714262919872_nAporte Volante por Izquierda

Origen: Kimeltuwe

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 junio, 2017 en Arte y Cultura, Otros, Política

 

Etiquetas: , , ,

Se acerca un frente

Esta semana la alianza que reúne 12 partidos y organizaciones sociales dio un golpe sobre la mesa: Presentó como candidata presidencial a la periodista Beatriz Sánchez. En el Frente Amplio apuestan a cambiar la historia. ¿Tiene alguna identidad este grupo variopinto? ¿Qué tanto puede llegar a influir en la elección presidencial de fin de año?

A principios de enero la periodista Beatriz Sánchez recibió, a través de un llamado telefónico, la primera oferta concreta: ser candidata a Presidenta de la República por el Frente Amplio (FA). Al otro lado de la línea estaba Karina Oliva (29), presidenta del partido Poder Ciudadano y actual vocera del movimiento. El ofrecimiento la sorprendió: no supo muy bien qué decir. A los pocos días la ex conductora de La Red partía de vacaciones. Ese día rechazó la candidatura, pero no dio un portazo. Se tomaría un tiempo para reflexionar, aprovechando el descanso estival. La puerta no se cerró con llave: había una copia para abrirla.

El verano siguió su curso y por los pasillos de las diferentes sedes de los 12 partidos y agrupaciones que forman el Frente Amplio ya se comenzaba a hablar en serio sobre quién sería su abanderado(a) presidencial. Sánchez se sumó al grupo de Carlos Ruiz (director de Nodo XXI), Luis Mesina (líder movimiento NO+AFP), Cristián Cuevas (ex líder sindical del cobre), Sebastián Depolo (presidente de Revolución Demorática) y Claudia Sanhueza (economista de RD), que estaban en primera línea. El sociólogo Alberto Mayol (40) se sumó después y no con la simpatía de muchos de los eclécticos dirigentes frentistas. Todas esas fueron conversaciones cerradas, aún sin consulta a las bases.

Pese a que Alberto Mayol insiste en ser candidato presidencial, lo cierto es que en el Frente Amplio aún no aseguran su cupo, pues debe ser apoyado por un partido que esté legalizado. Tampoco cayó bien que haya ido a un debate sin consultarlo antes.

En este ambiente, el Frente Amplio tomó su primera y gran definición política el 21 de enero, fecha de su fundación oficial: no se autodefiniría como un movimiento de izquierda. La decisión la adoptó la plana mayor. ¿El motivo? Hoy en la política mundial, aseguran, el debate está por sobre las discusiones de izquierda y derecha. Son otras las motivaciones, más transversales contra el sistema y allí caben desde liberales hasta ecologistas. Atrás quedaron, entonces, las banderas marxistas, guevaristas y revolucionarias. Este Frente viene a romper las tradiciones. Pretende convertirse, sin un plazo determinado, en la fuerza política más gravitante de Chile. Algo similar a lo que en 1938 fue el Frente Popular de izquierda —que reunió a comunistas y radicales—y que tomó como ejemplo la experiencia europea que ansiaba cambios tras la crisis económica. De reojo miran la historia para intentar replicarla, pero aprendiendo de los errores. La idea es no fallar. Por ello también miran el caso español. No es un tema ajeno. De hecho Gabriel Boric ya se juntó una vez con Pablo Iglesias, pero sólo para compartir una cerveza. Nada oficial. Pero esa experiencia europea está presente, pues nació de una indignación similar a la que, aprecian, existe en Chile.

Así, durante ese infernal día de enero, todo comenzó a tomar forma. Pero había que acelerar el proceso y para ello estaba en mente una jugada maestra.

El pie en el acelerador lo pusieron Gabriel Boric (Movimiento Autonomista) y Giorgio Jackson (RD). Los hoy diputados, que se hicieron populares en 2011 liderando el movimiento estudiantil que sacó a la calle a miles de chilenos, tomaron la iniciativa y comenzaron a negociar. Los plazos se acortaban y ya todos los candidatos de las otras alianzas se estaban proclamando, mientras el Frente miraba por la televisión.

Esta semana por fin clavaron una primera y gran estocada con la confirmación de que la aguda periodista Beatriz Sánchez ya había aclarado sus dudas. Estaba dispuesta a representar a la coalición para asumir la presidencial. Deberá ser ratificada por la militancia de Revolución Democrática y del Movimiento Autonomista, que son los partidos que respaldan su candidatura. El proceso de selección tiene que seguir las formalidades institucionales. Los precandidatos(as) del Frente irán a primarias o a consultas ciudadanas para elegir a quien los represente en la presidencial de noviembre. La periodista, que dejó radio La Clave esta semana para entrar en política, tomó resguardos. Condicionó que su candidatura refleje la identidad del Frente, y programó algunos cafés con referentes del movimiento, como Luis Mesina y Carlos Ruiz. Y ya ha contactado a diversos dirigentes. Según comentan desde esta coalición, Sánchez no quiere saltarse ningún paso. Quiere hacer las cosas sin premura. De hecho, se excusó de conceder una entrevista para este reportaje.

La decisión, si bien fue socializada al interior de RD y MA, no se exteriorizó en la reunión de dirigentes que se hizo la noche del lunes. Todo era un solo y gran rumor. No había espacio para que se filtrara nada, pues esa mañana del martes la periodista haría el anuncio en su programa de radio La Clave. La movida resultó. Tuvo un efecto inmediato. Justo el día en que Piñera proclamaba su candidatura. Todo bien pensado. Nada al azar.

JUNTOS Y REVUELTOS

El Frente Amplio no quiere repetir los fracasos de experiencias anteriores como el Juntos Podemos Más, de Tomás Hirsch (1999, 2005), o la candidatura presidencial de Jorge Arrate (2009). Movimientos que, tras el conteo de votos, terminaron por disolverse. El Frente, según dice en sus bases, debe apuntar más allá de ser sólo un pacto electoral.

Quienes lideraron estos fallidos procesos dan consejos.

Si fuese un frente para una elección no serviría mucho. Lo valioso es su proyección. La tarea es compleja, pero puede tener éxito —afirma el ex candidato Arrate.

El líder humanista, Tomás Hirsch, recuerda por qué fracasó el Juntos Podemos en 2005

El Frente Amplio va más allá de lo electoral. Debe tener una fuerte presencia en este proceso, pero no es un pegoteo hecho para las elecciones de noviembre. El Juntos Podemos también quería ir más allá, pero fracasó. El elemento que detonó el quiebre fue la definición presidencial de la segunda vuelta (2014) y el apoyo comunista a Michelle Bachelet —afirma, agregando que esta vez no debe haber espacio para, en una segunda vuelta, apoyar un mal menor (Guillier o Goic), aunque eso signifique el triunfo de Piñera.

Rolando Suarez, candidato a presidente de RD (sus elecciones son el 6 de abril), confía en que hoy el escenario es diferente y que las lecciones se han aprendido.

El fantasma de otros experimentos está dando vueltas, como lo que pasó con el Podemos Más, pero el Frente Amplio desde su origen se creó no como un pacto electoral. Entendemos que es una carrera a largo plazo para transformar Chile.

A pesar de la declaración de intenciones, aún no hay claridad sobre qué ocurrirá con el Frente en caso de que su candidato(a) no consiga pasar a una segunda vuelta presidencial. Quizá deban decidir si apoyar o no al temido mal menor. Sin embargo, aún no son capaces de dimensionar la relevancia que pueden llegar a tener en la presidencial y parlamentaria de noviembre. ¿Cuántos votos les llegarán? ¿Cuántos diputados elegirán?

Vamos a trabajar para que nuestro candidato pase a segunda vuelta, si no lo logramos, creemos que la decisión de apoyar a alguien es de la ciudadanía, no de un partido. No vamos a salir como partido a decir apoyen a tal o cual—dice la vocera Karina Oliva.

De todas formas, el proceso de construcción del Frente no ha estado exento de polémicas. Una de ellas fue la salida del partidoPaís del Frente y con ello del senador (ex MAS) Alejandro Navarro y del ex presidente del PS Gonzalo Martner. Este último dijo en enero al portal online El Desconcierto que el Frente aún actuaba bajo las dinámicas y lógicas estudiantiles y de centros de alumnos. En resumen: que un lote de “cabros chicos” tomaba las decisiones. Un juicio que varios comparten dentro del propio Frente, que piensan que finalmente las decisiones se toman pensando en el corto plazo y privilegiando intereses más personales que colectivos.

Existen dos almas en la coalición. Y la coexistencia de ambas no es fácil. Está la dinámica de las asambleas estudiantiles y el militante más de la vieja escuela. Esta tensión puede llegar a detonar y hacer peligrar la proyección futura del Frente. Algunas fuentes consultadas observan con detención el proceso. Temen que todo se derrumbe tras discusiones de lotes que nada ayudarían a la concreción de un proyecto sólido.

El mismo Gabriel Boric junto a Mario Sillard (MA) expresan sus aprensiones en un libro recientemente publicado: Chile Actual: Crisis y Debate desde las Izquierdas (LOM), que reúne también a otros referentes de izquierda como Ernesto Águila y Cristián Cuevas.

Hay hasta un dejo de paternalismo cuando no pocos nos han dicho “yo también fui como ustedes”, como justificando que las convicciones políticas se desdibujen con el tiempo. Nos acusan de ser fetichistas de la política universitaria y de una rebeldía que gusta de demostrar radicalidad estética más que propositiva. Y debemos reconocer que (eso), en parte, nos pone en jaque incómodo, pues posicionan nuestras críticas y demandas en una postura romántica más que política—afirman en el texto.

Uno de los puzles que el Frente debe resolver es su identidad. Y también superar los problemas internos en la lucha presidencial. En las últimas semanas la llegada del sociólogo Alberto Mayol como candidato del Frente (apoyado por el Movimiento Nueva Democracia) no causó gracia en parte del conglomerado. Al interior de la coalición cayó mal que Mayol asistiera a un debate televisivo con el candidato de Evópoli, Felipe Kast. Habló casi como vocero del Frente y su candidatura ni siquiera es oficial.

Mayol se lanzó en campaña y comenzó a hablar en nombre del Frente Amplio. Él no ha hecho ver de manera inteligente sus aspiraciones. El tema es la construcción del Frente Amplio. Lo que debemos conseguir es unidad y una identidad que recoja toda nuestra diversidad —comenta Carlos Ruiz. En tanto, la vocera Karina Oliva calificó como grave su comentario sobre la asistencia a los topless sin “consumir el producto”, apelando a que al académico le ganaron las ansias por estar en la papeleta:

A Alberto Mayol se lo comió un poco la ansiedad y como están todos corriendo, él quiere ser candidato presidencial y eso es evidente —sentencia.

Mayol, consultado por estas críticas, se muestra sorprendido:

No he tenido problemas dentro del Frente. He preguntado quiénes dicen estar en contra mío. Llamé a algunos, pero no me contestaron. No tengo idea cuáles son esos fundamentos. Nunca he recibido una crítica oficial —afirma enfático, explicando que espera llegar hasta el final en la primaria y que valora que a la lista de nombres se sumen más competidores como Beatriz Sánchez. Defiende su derecho a expresar sus opiniones como candidato a través de los medios de comunicación. Cosa que a la gran mayoría de los del Frente no les agrada, porque no se sienten representados con su discurso. Además, diversas fuentes ponen en duda el éxito de su candidatura, debido a que el Frente pondría como requisito que el precandidato sea apoyado por uno de los partidos legalizados, cosa que por ahora no cumple con Nueva Democracia, y el PH que le iba a prestar apoyo ahora estaría inclinado ciento por ciento por Sánchez. El asunto es darle seriedad a la contienda, asegura una fuente.

DEFINICIONES CRUCIALES

El Frente Amplio aún no aclara cómo oficializará a su candidato(a) presidencial. Las primarias legales están prácticamente descartadas, pues no llegarían a tiempo a los plazos de inscripción. Tampoco saben qué partido va a poder tener la representatividad nacional exigida por la nueva ley para levantar un postulante. El Partido Humanista y RD cuentan con mayor ventaja por estar legalizados en más regiones y contar con un mayor número de firmas para la reinscripción,

En los próximos días la figura de Luis Mesina, el líder del movimiento No Mas AFP, puede entrar a la pelea. Según comentan al interior, la nueva marcha convocada para este domingo en protesta por el sistema de pensiones puede resultar clave para su decisión final. De hecho, el FA aprobó este miércoles la propuesta de reforma al sisema que impulsa Mesina. Un paso más para alzarse como candidato.

Así, dentro del Frente, el escenario ideal, para muchos, es una consulta ciudadana que dirima entre Mesina y Sánchez. Ambos cumplirían con los requisitos de representar al mundo diverso de esta alianza. Uno con una trayectoria de luchas en bases gremiales y la otra con el sentido crítico y apoyo desde la tribuna del periodismo que también seduce y agrada, pese a que en un principio la idea siempre fue llevar un candidato con tradición y experiencia en organizaciones sociales o políticas que asegurara un anclaje y una identidad política que le diera un mayor contenido.

Pero también para fortalecer esa ansiada proyección del Frente, lograr elegir una bancada parlamentaria poderosa en noviembre resulta clave. Sólo allí podrían dar la lucha para influir y ser tomados en serio. Algunos optimistas apuestan a lograr 28 escaños en la Cámara otros, más moderados y realistas, estiman en 10 el número.

Un total de 240 son los interesados en competir, según se conoció en la reunión de secretarios generales realizada el pasado lunes. Para varios frentistas esta pelea es tanto o más importante que la presidencial.

Para proyectarse con independencia, el Frente Amplio debe dejar establecida una incidencia vinculante en las futuras reformas. Conquistar una bancada parlamentaria es fundamental. Es construir una nueva coalición para el Chile post-transición que rompa el binominalismo político y cultural —afirma el militante de Izquierda Autónoma y candidato a diputado por Santiago Francisco Figueroa.

El Frente se acerca e incomoda. La irrupción de Sánchez aún no es digerida del todo en la Nueva Mayoría. Creen que la candidatura presidencial del senador Alejandro Guillier puede ser la más afectada. Disputan el mismo nicho o muy parecido y, más encima, ambos son periodistas. Cercanos al senador comentan que, con la candidatura de Carolina Goic (DC), su estrategia era apuntar hacia la izquierda, de ahí los guiños que Guillier hiciera al Frente hace algunas semanas. Con la llegada de su colega, sin embargo, el puzle se le desordenó.

Pero más allá de eso, el Frente aún está configurando su identidad para darse a conocer a la ciudadanía. No son de izquierda, no son Nueva Mayoría, no son de derecha, y quieren representar la molestia de la gente por las bajas pensiones, la mala educación y la desigualdad. Poco importa la procedencia ideológica. Sin embargo, esa amplitud de miradas aún está algo difusa. Le falta mayor cohesión. Aunque esta semana anotaron un punto. Dieron un paso más allá, para no quedarse fuera de la carrera.

El Frente ya se acerca.

Origen: Revista Qué Pasa

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2017 en Política

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Herminda de la Victoria: 50 años de historia

1967, muchos de ustedes -me incluyo- no habían nacido siquiera, ni tampoco estaban en esa suerte de plan que supone -no siempre- la llegada de alguien a este mundo. El 16 de marzo de 1967, para ser más específicos, en la comuna de Barrancas; un grupo de familias, agrupadas en el Comité de los Sin Casa, iniciaban una caminata en medio de la noche. “Salíamos muy tarde y si alguien nos preguntaba algo, les decíamos que nos íbamos a la playa”, diría la Compañera María con esa entrañable sonrisa que habitualmente caracterizaba sus relatos. Lejos de ir a descansar, las familias se encaminaban hacia un terreno solitario, dentro de Barrancas, en el actual límite para las comunas de Lo Prado y Pudahuel; iban a instalar un campamento para demandar un derecho básico, el de la vivienda. “No queríamos que nos regalaran nada, teníamos la libreta Corvi pero no podíamos postular al subsidio y nadie nos daba una solución, entonces nos tomamos los terrenos”, parece que estuviese escuchando a la compañera María.

Así se inició la toma. Decenas de familias, agrupadas con un problema común, practicando esa solidaridad de clase que te hace reconocerte en el otro, compartir necesidades, sueños, preocupaciones… y hambre. Exigían solución: no querían que les regalasen los terrenos, iban a pagar por ellos; querían levantar sus casas igual como levantaban sus sueños: mano a mano, ladrillo a ladrillo, sudor, esfuerzo, a punta de sacrificio. Imagino que en la toma pasaron hambre y frío y que pasaron meses así, compartiendo el baño (un pozo), agua, duchas hechizas. Imagino que tuvieron miedo, que dudaron si seguir en la pelea, que pensaron en abandonar. “Me acuerdo que una vez que llegaron los pacos a desalojarnos, nos empezaron a apalear a todos, mujeres, niños… la Gladys le voló la cara a uno de un charchazo, yo tenía esa foto”.

La historia fue pasando de boca en boca. Así empezaron a llegar distintas manos a ayudar, a atender enfermos, a visitar a los pobladores, a entretener a los niños. Y llegó también Víctor Jara, quien visitó la toma muchas veces y, conmovido por lo que los pobladores vivían, tomó su guitarra y empezó a componer, en la génesis de lo que después se transformó en el disco “La Población”; Luchín, el niño que jugaba con la pelota de trapo, fue uno de los niños de Barrancas, de esa toma de terrenos.

Sobre el nombre de la población hay muchas versiones. Que en medio de un desalojo -punto coincidente en distintas versiones-, los carabineros habían golpeado a una mamá que llevaba a su hija recién nacida en brazos, y que habían golpeado a la guagua y que había muerto. Otros decían que a la menor en cuestión “le había llegado un chorro de agua del guanaco” en medio de ese desalojo y eso le había provocado una enfermedad mortal. La versión oficial dice que Herminda, la niña en cuestión, había muerto de bronconeumonía, en medio del campamento. Lo que vino después combinó tragedia e indignación, una historia que estremece: los pobladores quisieron velar a Herminda en la toma, en la población que la vio nacer, pero los funcionarios del hospital no habrían querido entregar el cuerpo de la niña. Cuentan que una mujer habría entrado a recuperarlo para que finalmente fuera velado en los terrenos que la acogieron en su corta vida. A raíz de este hecho atroz, los pobladores en asamblea habrían decidido darle a la toma un nuevo nombre: Herminda, en honor a la pequeña fallecida, y de la victoria, por la esperanza de la victoria que alcanzarían cuando finalmente obtuvieran un terreno donde levantar sus casas.

Finalmente la victoria fue alcanzada y las familias obtuvieron sitio donde construir sus casas. Los compraron con el dinero ahorrado en la libreta Corvi y, si bien no fueron ubicados en la zona tomada, pudieron poner los primeros ladrillos que cimentarían ese camino a la dignidad que muchos, a pesar de la lucha, no pueden alcanzar. La Población, la de Víctor Jara, la que inspiró tantas letras, fue ubicada en terrenos de la actual comuna de Cerro Navia.

La historia siempre ha sonado como a batalla épica, casi de película. Me la he imaginado toda la vida en blanco y negro, pero sé que fue importante, de hecho incluso quedó registrado en un documental que se titula “Herminda de la Victoria“, atribuido al Cine Experimental Artístico de la Universidad de Chile.

La Herminda, la combativa. De esa población sacaron a piedrazo limpio a Pinochet en 1988, cuando anunciaba su “candidatura” al plebiscito en una chocolatada que no era más que un acto político encubierto encabezado por el alcalde designado de esa época. De esa población sacaron, también a piedrazo limpio, a Nicolás Monckeberg, diputado RN, cuando se atrevió a aparecer en la tarde previa a la celebración del aniversario de la toma: la Herminda no se presta para lavados de imagen de nadie, menos de la derecha.

Medio siglo ha pasado desde que mi abuela, la Compañera María, dirigente de los Sin Casa de Barrancas, se sumó a esa marcha que tenía como objetivo la toma de los terrenos. Para mí los 16 de marzo no pasaron nunca desapercibidos, pues son parte de mi historia; durante toda mi vida escuché el relato y crecí imaginando cómo era la carpa donde dormía mi mamá, mi tía, mi abuela y mi abuelo. La distancia de los años me hace entender la necesidad y sentirme mucho más orgullosa de la validez de la lucha de mis abuelos. Crecí en la Herminda, mi familia sigue allí, SOY de la Herminda, y me sigue emocionando la lucha de los que estuvieron antes de que yo siquiera pensara llegar a la tierra, porque gracias a esa carpa, a la libreta Corvi, al techo que construyeron mis abuelos con sus propias manos, hoy soy lo que soy: esta historia, la que corre por mis venas.

¡Felices y orgullosos 50 años, Herminda!

Origen: El Quinto Poder

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 marzo, 2017 en Arte y Cultura, Política

 

Etiquetas: , , ,

La historia de una generación Revista Qué Pasa

La abogada Carmen Hertz ha sido protagonista de la historia reciente de Chile. Fue integrante del MIR, participó en la UP y durante la dictadura se convirtió en una de las activistas más importantes en la lucha por los DD.HH. Todos esos recuerdos son los que dan vida a La historia fue otra, sus memorias que acaban de llegar a librerías.

Se escribe contra el olvido. Se escribe para dejar una huella, una marca. Se escribe por incomodidad. Se escribe porque queremos dejar detenida la memoria corte de apelaciones.jpgen una página, en cientos de páginas, en una historia que tiene un principio, pero de la cual desconocemos el final. Se escribe porque la memoria es tramposa y no somos capaces, muchas veces, de entenderla. Se escribe por miedo a que aquello que vivimos desaparezca. Se escribe contra todos, contra uno mismo, contra la historia oficial. Se escribe para contar nuestra verdad, nuestra parte de la historia, porque nos cansamos de las mentiras, de los relatos a medias, del olvido.

No es difícil imaginar a Carmen Hertz (1945) frente a su computador, escribiendo durante meses, repasando su vida, la infancia, sus amigos y sus amores, los que se fueron, los que desaparecieron. No es difícil imaginarla deteniéndose en el asesinato de Carlos Berger, narrando detalladamente esa noche eterna que fue la dictadura, y lo que vino después también: las protestas, su trabajo incansable en la Vicaría de la Solidaridad y luego la transición, los pactos de silencio, la batalla eterna por detener todo intento de impunidad, ese mundo opaco que fueron los 90, la alegría que nunca llegó, o que si llegó, fue de una manera difícil de entender, llena de cláusulas y pies de página absurdos.

Años que se podrían narrar con rabia, pero que Carmen Hertz los cuenta con una voz íntima y entrañable en La historia fue otra (Debate), sus memorias, que no son sólo de ella sino las de una generación que vio cómo el mundo cambiaba de un día para otro, entre guerras y revoluciones, entre golpes de Estado y movimientos sociales que terminarían por configurar nuestro presente. Una generación que estaba convencida de que iba a cambiar el mundo, pero finalmente fue el mundo el que los cambió a ellos.

Fue una propuesta de Melanie Jösch, directora editorial de Penguin Random House.

Un día de 2015, se acercó a la abogada Carmen Hertz y le propuso que escribiera sus memorias, que era necesario dejar registro de todas esas historias que había protagonizado, que eran muchas, muchísimas, y que estaban íntimamente relacionadas con la historia reciente del país.

No fue fácil, dice Carmen Hertz. Lo pensó mucho. Sentía pudor. Pero luego de conversarlo con algunos amigos aceptó. Y lo que hizo, entonces, fue pedirle a la periodista Rocío Montes que la entrevistara, que la ayudara a recordar. Así, en largas jornadas, Hertz fue rememorando su vida. Y luego de escucharse una y otra vez, empezó a llevar ese relato oral al papel.

—Cuando fui recordando, me di cuenta de que quería que fuera más como la crónica de una época. Los anhelos de una generación, la del 60 —cuenta Hertz sentada en el living de su casa—. En algún sentido también fue una terapia, porque terminé hablando de muchas cosas que nunca había hablado.

La vida de Carmen Hertz es la vida de aquellos que vieron cómo el mundo entraba en un vértigo inefable, y ella lo narra así, con la intensidad que exige el recuerdo de esos años imparables. De alguna forma, haber vivido todo eso la hizo entender que era necesario compartir esa historia.

“Cuando fui recordando, me di cuenta de que quería que fuera más como la crónica de una época. Los anhelos de una generación, la del 60. En algún sentido también fue una terapia, porque terminé hablando de muchas cosas que nunca había hablado”.

—Yo sentí que era fundamental mostrar la crónica de una época sobre la que se ha mentido mucho. La generación de los 60 no fue una generación de un grupo de locos. Fue una generación que irrumpe en un momento en que el pensamiento revolucionario y progresista iba a cambiar el mundo para hacerlo más inclusivo, más justo. Estábamos llenos de hitos. Había triunfado la Revolución cubana, estaba la guerra de Vietnam, Mayo del 68, el movimiento popular avanzaba en sus demandas y en sus exigencias. Todo eso nos hizo llegar a la Unidad Popular, que es un periodo cuyo relato se ha distorsionado de manera realmente atroz. Para mí ese fue el mejor periodo de mi vida. Es cuando vi a la gente, a los ciudadanos de este país, más protagonista de su historia —explica Hertz, quien en sus memorias va narrando con soltura sus años de infancia, la relación con sus padres, sus primeros amores —memorable es la relación que tuvo con José Miguel Insulza en la universidad—, sus años de formación en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, su militancia en el MIR y todo ese ambiente político y enardecido que fueron los 60. Luego vendría la UP, se emparejaría con Carlos Berger, nacería su hijo Germán, se irían a Chuquicamata y entonces llegaría el golpe. Ahí la historia se convierte en una tela negra. Los amigos desaparecen, los amigos mueren, Carlos Berger es ejecutado en medio del desierto por la Caravana de la Muerte. La historia se quiebra en cientos de pedazos que Hertz es capaz de tomar y poner en su lugar. El relato estremecedor de esos años debería ser oscuro y sin esperanza, pero no abandona nunca el tono entrañable con que están narradas estas memorias.

—Recordar todo lo de Chuqui no fue fácil. Ahí tenía bloqueadas muchas cosas.

Vendrán, entonces, los años de exilio, luego el regreso a Chile y la búsqueda de la verdad, de saber qué pasó con su marido. Vendrá el tiempo de trabajar en la Vicaría de la Solidaridad, de buscar justicia. Lo narra así, con el mismo desenfreno de aquellos años violentos. No hay en estas memorias espacio para lamentarse ni para llorar. La vida no lo permitía.

—Siento que todas las actividades y los hechos en que me tocó participar han sido un privilegio como generación. Es cierto que sufrimos una derrota atroz. Pero seguimos. Todo ese periodo de la resistencia tampoco lo viví como: “Oh, qué terrible lo que me pasó a mí”. Nunca sentí que el asesinato de Carlos fuera algo personal. Era algo más grande. Viví muchos momentos de gran dolor, de pena. Pero el haber estado en espacios de resistencia duros contra la dictadura, como fue estar en la Vicaría, y enfrentar a los fiscales militares y ayudar a los perseguidos y denunciar los casos y tomar testimonio a los sobrevivientes es algo que te absorbía la vida, era nuestra vida. Entonces tú nunca te sentías una víctima. Era todo vertiginoso, era estar ahí luchando y peleando todo el día —dice Hertz, quien en sus memorias pone en un lugar de reconocimiento a todos los movimientos populares que surgieron durante la dictadura, a los que salieron a marchar, a los que tomaron opciones por las armas también.

—Esa siempre ha sido una situación invisibilizada. Porque la lucha que dio el movimiento popular fue la que permitió el plebiscito, no la campaña publicitaria estupenda del No ni el dedo de Lagos ni el lápiz con que se dijo sí o no. Fue la gente que se demolió saliendo día a día la que logró que se acabara la dictadura.

Difícil encontrar otras memorias que hablen con tanta precisión sobre lo que ha sido la historia reciente del país. Carmen Hertz escribe con intensidad, pero también con una cercanía que nos obliga a avanzar por el relato y a ver cómo ella nos narra aquellos sucesos que ya conocemos. Es una mirada lúcida y crítica también, que se da incluso espacio para el humor y las anécdotas que hacen más ligera una vida compleja y llena de matices. Pero no baja la guardia, nunca. Sobre todo cuando le toca narrar la transición, época con la cual es particularmente crítica.

—No hemos sido capaces de debatir sobre la transición porque se volvió algo intocable, sacrosanto. Si tú la tocabas, te estigmatizaban. Era la transición modelo. Después de la española era la mejor que había. Pero es necesario el debate político, es necesario porque así se puede rearmar todo esto que vivimos ahora de una mejor manera.

Son los años 90, la aparición de las fosas en Pisagua, su trabajo en la Cancillería, los pactos, la justicia en la medida de lo posible, la detención de Pinochet en Londres y la lucha constante porque el tema de los derechos humanos no se olvide, no se deje a un lado. Luego, su participación en la serie Ecos del desierto, de Andrés Wood, y el reencuentro con Carlos Berger, el reconocimiento de sus restos y el funeral simbólico en el Memorial de los Detenidos Desaparecidos en el Cementerio General. La historia que parece cerrarse, aunque no se ha terminado, pues aún no se dicta sentencia a los responsables de su ejecución.

“El pasado nunca muere, ni siquiera es pasado”.

La frase es de William Faulkner.

La frase abre, como epígrafe, las memorias de Carmen Hertz.

La frase resume perfectamente lo que encontramos adentro de estas páginas: una historia hecha con la materia de los recuerdos; una historia sobre el pasado, pero que termina acá, en el presente. Unas memorias que parecen estar hechas para el futuro.

Origen: Revista Qué Pasa

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 marzo, 2017 en Arte y Cultura, Letras, Política

 

Etiquetas: , , , ,